In&Out of Social Work

Ser trabajadora social no mola, no es fashion, no es cool… Quitar niños/as o arreglar paguitas… puagh, qué demodé! Porque como todo el mundo sabe las trabajadoras sociales somos esas pérfidas mujeres (y unos pocos hombres) que se encargan de juzgar, cuestionar y arrancar retoños de los brazos de amantísimas familias o, en el mejor de los casos, decirle a ancianitas/os si tienen o no derecho a las miserias que reparte el maravilloso estado de bienestar que tenemos. Nosotras estamos ahí para garantizarlo, para no cuestionar el orden establecido… Pero incluso eso es ya muy antiguo, del siglo pasado…

Mary Richmond y su Social Diagnosis, por favor, qué cansinas somos con tanta Richmond! Con lo que mola tener como referente espiritual a Paulo Coelho, dónde va a parar! Donde esté Coelho que se quite Freire, otro Paulo, pero con menos flowSigue leyendo In&Out of Social Work

Sobre demandas, necesidades y expectativas en Trabajo Social

Mi cambio de trabajo me inspira para reflexionar sobre mi profesión… Recientemente he atendido a los padres de un chico con una grave discapacidad. La valoración de anteriores trabajadoras sociales y profesionales del sistema educativo que conocían a la familia es que «no responde», que «se les explican las cosas y no las hacen» y así sucesivamente. Conmigo han respondido. ¿Y por qué? ¿Acaso tengo una varita mágica? ¿Soy la mejor trabajadora social del mundo mundial? (Soy buena, sí, modestia aparte porque no tengo abuela, jajaja, pero no, tampoco es cuestión de echarme flores). Han respondido sencillamente porque ahora pueden hacerlo, porque tienen tiempo, porque cuando otras personas valoraban que era una familia desastrosa, se mataban a trabajar de lunes a domingo, de la mañana a la noche, para sacar adelante a la familia. Tan irresponsables no pueden ser unos padres que han hecho llegar una hija a la universidad, digo yo…  Sigue leyendo Sobre demandas, necesidades y expectativas en Trabajo Social

Autonomía y cuidados.- Reflexiones como Trabajadora Social

Hace algo más de dos meses que me trasladé de equipo de trabajo, y ahora estoy centrada específicamente en valoraciones sociales en familias con hijos e hijas con discapacidad motriz. Un cambio sustancial en comparación con el trabajo que había realizado estos 22 años atrás en el sistema educativo, pero un cambio que me ha permitido profundizar en realidades por las que hasta ahora había pasado superficialmente: los cuidados a criaturas parcial o totalmente dependientes. Quienes disfrutamos de todas nuestras capacidades físicas y mentales con más o menos fortuna a veces no somos conscientes de lo que tenemos (hasta que lo perdemos). En ocasiones las familias de personas dependientes se esfuerzan tanto en cuidar que más que cuidar sobreprotegen y la pauta básica que llevo recordando estos últimos meses a muchas familias es: todo lo que una persona pueda hacer por sí misma lo tiene que hacer; a veces, pretender facilitar la vida de una persona hace que le restemos capacidad, dignidad, autonomía, libertad…  Sigue leyendo Autonomía y cuidados.- Reflexiones como Trabajadora Social

Lxs otrxs Julen y la desprotección de la infancia o por qué importan más unas vidas que otras.

Este post viene motivado por el circo mediático que se ha organizado en torno a la terrible tragedia de la pérdida de una vida humana tan pequeña y vulnerable. Partiendo del dolor ante la muerte de Julen y las condolencias a su familia y amistades, me gustaría comentar algunos elementos, en versión lluvia de ideas deslavazada, para la reflexión.  Sigue leyendo Lxs otrxs Julen y la desprotección de la infancia o por qué importan más unas vidas que otras.

El Trabajo Social en el que creo

Cuando en ocasiones me entran ganas de tirar la toalla ante el estrés, la sobrecarga de trabajo, las ingentes dificultades sociales a las que hacer frente,… y tener un trabajo de dependienta para volver a mis orígenes (mis padres tenían una tienda de ropa), ocurren cosas que hacen que de nuevo vuelva a reilusionarme con mi profesión, a la que sigo considerando la mejor del mundo, y que me ha permitido conocer gente maravillosa, crecer personal y profesionalmente y contribuir a la transformación social.  Sigue leyendo El Trabajo Social en el que creo

El futuro de la infancia

Finaliza un nuevo curso escolar y quería compartir algunas reflexiones al hilo de lo vivido. También en estos días tuve la oportunidad de observar una escena curiosa: estaba en una cafetería y en la mesa contigua se sentaba un niño de unos 8 o 9 años, un hombre de unos 40, presumiblemente su padre y un señor y una señora de unos 70, presumiblemente sus abuelos. Durante la media hora larga que estuve en la cafetería no hubo ni una sola interacción verbal entre padre e hijo, sí con los abuelos que le decían chorradas varias mientras la criatura devoraba una bolsa de papas fritas. Me llamó mucho la atención la escena porque me pareció muy simbólica de las comunicaciones humanas adultas con la infancia. En el salón contiguo de la cafetería sonaba un partido del mundial y no sé si el presunto papá estaría más abstraído en escuchar si metían gol que en prestar atención a las necesidades de su hijo.  Sigue leyendo El futuro de la infancia

Diez años de pensamiento crítico

El pasado mes de enero se cumplieron 10 años de la existencia de este blog… 10 años que pasaron desapercibidos para mí misma hasta que unos meses más tarde me he dado cuenta y me he dicho: habrá que celebrarlo! Una década es una fecha importante, simbólica. Mantener un blog de pensamiento crítico feminista que, me consta, ha contribuido a generar interesantes reflexiones en muchas personas, no ha sido tarea fácil; a veces me reitero, la motivación se pierde, el trabajo me desborda y me impide buscar huecos para escribir,… pero aquí seguimos, 10 años después.  Sigue leyendo Diez años de pensamiento crítico

Nuevas miradas sobre el Trabajo Social. Las prácticas narrativas para una intervención social transformadora

Marzo es un mes intenso para las feministas (y este lo ha sido especialmente por una huelga y movilización sin precedentes que pasará a la historia de la lucha por nuestros derechos), pero para mí empezaba de una forma muy especial. Durante los días 1, 2 y 3 de este mes, tuve la oportunidad de asistir a un seminario de Trabajo Social Narrativo (TSN), impartido por Karina Fernández D’Andrea y organizado por el Colegio Oficial de Trabajo Social de S/C de Tenerife. Suelo ser bastante selectiva con la formación a la que me apunto en los últimos años, una se está haciendo mayor y no está para perder el tiempo, pero me apuntaría una y mil veces a cuantos cursos imparta Karina, especialmente para seguir profundizando en las prácticas narrativas. Después de casi 30 años como trabajadora social, este curso me ha servido para replantearme mis intervenciones, para crecer como profesional y para intentar mejorar mi quehacer cotidiano.  Sigue leyendo Nuevas miradas sobre el Trabajo Social. Las prácticas narrativas para una intervención social transformadora

¿Y por qué nuestros padres no nos hablan de esto?

Cumplo 21 años este mes como trabajadora social del sistema educativo. Cuando llegué no había Facebook, Instagram, Twitter, Whatsapp,… vamos, que no había redes sociales y lo más tecnológicamente avanzado que teníamos era el correo electrónico. En estos 21 años, ha habido 4 leyes educativas con planteamientos discrepantes entre ellas. La LOGSE (1990) y la LOE (2006) promulgadas por gobiernos socialistas introdujeron los ejes transversales entre los que se encontraba la igualdad de oportunidades entre ambos sexos o la educación para la ciudadanía posteriormente. La LOCE (2002, que nunca llegó a aplicarse realmente) y la LOMCE (2013) promulgadas por gobiernos del Partido Popular, orientaban el modelo educativo hacia la competitividad, el mercado laboral (precario) y la eliminación de enseñanzas explícitas de valores igualitarios como pretendía Educación para la Ciudadanía, reforzando la asignatura de religión (patriarcal) que no se puede decir que sea una materia que promueva los derechos de las mujeres precisamente…  Sigue leyendo ¿Y por qué nuestros padres no nos hablan de esto?

«Dulce» navidad…

Siempre me resulta difícil escribir algo objetivo y aséptico en estas fechas, me puede la vena malvada y atea así que a ver que sale…

Durante un par de semanas al año intensificamos el consumismo, digo, el amor y la paz, hasta extremos insospechados; nuestros whatsapp se inundan de buenos deseos de personas que:

a) el resto del año no mantienen ningún tipo de contacto

b) el resto del año te pegan puñaladas traperas

c) el resto del año les resultas indiferente

pero no importa, es lo que toca. Evidentemente, también están aquellas personas que nos deseamos cosas bonitas porque nos queremos, no por cumplir, pero esas nos las seguimos deseando el resto del año, y nos mostramos afecto en todas las oportunidades que podemos. Pero sí, expresamos poco el amor, y el “espíritu navideño” debería estar presente los 365 días del año, no sólo durante 15 días (y es mucho decir).  Sigue leyendo «Dulce» navidad…