Negacionistas de lo obvio

Siempre ha habido personas a lo largo de los siglos enfrentadas a la ciencia y a los avances que han permitido mejoras en la calidad de vida de las personas. El medievo fue una época paradigmática en ese sentido, y todo lo que no se veía como obra de Dios era obra del diablo. La sabiduría de las “brujas” fue quemada en la hoguera, y la inquisición ahogaba cualquier espíritu transgresor con la excusa de que provenía del mal.

La razón ilustrada vino a iluminar la oscuridad medieval y la modernidad nos trajo avances médicos que salvaron la vida a millones de personas, las vacunas entre otras cosas. Sin embargo, llegaron la posmodernidad, las redes sociales y un retroceso en el pensamiento crítico. Ahora cualquier persona con un smartphone y conectividad publica despropósitos sin sentido, presentándolos como verdades incuestionables.  Sigue leyendo Negacionistas de lo obvio

016… ¿para todas?

Hace algunos días escribí en mis redes sociales un comentario sobre mi experiencia (nefasta) en una llamada al 016. Llamé para pedir información sobre recursos para un caso de violencia machista, se quedaron con mi teléfono y nunca devolvieron la llamada. Dado que soy una profesional autónoma, tengo otras formas de “buscarme la vida” para conseguir mi objetivo, pero lo triste es que a raíz de mi post, numerosas mujeres, incluidas víctimas de violencia, comentaron que su experiencia había sido similar, que no funciona, que no te apoyan,… Y eso sí es muy preocupante.

Sigue leyendo 016… ¿para todas?

Los límites de la libertad de expresión

Últimamente estoy desmotivada para escribir en mi blog; es tal el nivel de distopía que vivimos que no me da la vida para reflexionar sobre el acontecer diario. Me duele y me desgasta el nivel de polarización y visceralidad en determinados asuntos, no soporto los mal llamados debates, plagados de insultos y descalificaciones personales. Creo que asistimos a un momento histórico preocupante. La crisis social derivada de esta pandemia mundial nos va a pasar una factura muy alta, si arrastrábamos niveles de desigualdad y pobreza intolerables, a partir de ahora se agrandan. La acumulación de riqueza de lOs más ricos es indecente, la pobreza de lAs más pobres, sangrante; la aporofobia, el racismo y el machismo son una combinación peligrosa.  Sigue leyendo Los límites de la libertad de expresión

Egoísmo y privilegios

No paro de leer noticias en las que intervienen los cuerpos y fuerzas de seguridad para desarticular reuniones de más de 10 personas sin mascarilla, sin distancia y sin vergüenza. Muchas de gente muy joven que parece que no pueden pasar sin el botellón de fin de semana (qué lástima que haya tanta gente joven sin abuelos/as, ironía on); afortunadamente no toda la juventud es irresponsable pero sí son preocupantes los valores que muchas personas, jóvenes y no tan jóvenes, están enarbolando en esta pandemia (o sindemia).  Sigue leyendo Egoísmo y privilegios

Pacto para la reactivación social y económica de Canarias, ¿más de lo mismo?

El Gobierno de Canarias está discutiendo con diferentes agentes sociales un documento que marcará las líneas de la futura política social y económica tras la crisis provocada por el coronavirus. Un documento de 30 páginas que he leído (y que ustedes pueden hacerlo aquí), y al que he aportado también las ideas que recojo en este texto; me preocupa mucho el futuro de mi Comunidad Autónoma, un futuro que se augura oscuro dada la gravísima situación de pobreza y vulnerabilidad social que atraviesa nuestro archipiélago.  Sigue leyendo Pacto para la reactivación social y económica de Canarias, ¿más de lo mismo?

De aplausos y caceroladas

Este post no irá de Trabajo Social… o sí, porque en el fondo las políticas futuras conformarán el nuevo Estado de Bienestar (o de Malestar, ya presente). La crisis sanitaria en nuestro país se ha conformado diferencialmente respecto a otros de nuestro entorno por un factor fundamental: la respuesta de los actores políticos y el escenario que están conformando. Mientras el Gobierno actúa, con errores propios de quien nunca ha gestionado una crisis semejante, pero sin descuidar sus objetivos e intentando garantizar unos mínimos de protección social (a todas luces insuficiente), la oposición ha desplegado un auténtico arsenal de mentiras en una guerra mediática para desgastar y hacer caer a un gobierno legítimo y democrático. No recuerdo haber asistido antes a semejante proliferación de bulos y “fakes news” amparadas incluso por quienes se dicen periodistas. Sigue leyendo De aplausos y caceroladas

Un aplauso que marca la diferencia

Hoy es un día feliz para la gente de izquierdas, para quienes confiamos en la esperanza de un cambio progresista que estabilice este país y le haga avanzar en derechos humanos, igualdad y justicia social. Y hoy es un día simbólico, porque hoy en el Congreso ha ocurrido algo más que una investidura, hoy en el Congreso se han mostrado claramente los límites de la decencia y la ética frente a la mezquindad.  Sigue leyendo Un aplauso que marca la diferencia

Claves comunicativas para favorecer la ética de los cuidados

Con las redes sociales y la comunicación tecnológica hemos perdido la calidez de las miradas, el contacto físico, los abrazos,… ahora todo se resuelve a golpe de whatsapp, perdemos más tiempo escribiendo que haciendo una llamada (al menos la voz tiene otra cercanía, podemos escuchar la inflexión, el tono, los silencios,…), pero no, ahora los emoticonos lo resuelven todo y eso se convierte en algo peligroso porque sustituye momentos que no pueden ser sino presenciales. Whatsapp no cuida, cuidan las personas, para reflexionar sobre esto propongo un decálogo de la comunicación para construir una ética afectiva y bientratante:  Sigue leyendo Claves comunicativas para favorecer la ética de los cuidados

Fracasos…

Últimamente tengo la sensación de que hemos fracasado como especie, que vamos abocados a la autodestrucción y que las voces que pretenden frenarla se enfrentan a tal entramado de poder que resulta totalmente imposible vencerlo. A la ciudadanía solo nos dejan la calle, los gritos, los cánticos, la lucha pacífica y feminista,… pero frente a la corrupción, la psicopatía de nuestros gobernantes y la inacción y pasividad cómplice de burócratas sin alma, a nuestro mundo no le queda mucha esperanza… ni tiempo.  Sigue leyendo Fracasos…