Del 7N al 20D

La intensidad de estos últimos meses ha hecho que de nuevo vuelva a tener abandonado el blog pero aprovechando la proximidad de una nueva y decisiva cita electoral voy a intentar plasmar algunas reflexiones.

El 7 de noviembre tuvo lugar en Madrid una manifestación masiva contra las violencias machistas. En torno a 200.000 personas salimos a la calle para pedir un pacto de estado contra la violencia que cada año deja un reguero de casi un centenar de mujeres asesinadas en nuestro país (estadística que no coincide con los datos oficiales pero sí con los de las asociaciones feministas que recontamos todas las formas de violencias de género). ¡A esa manifestación acudieron hasta del PP! Sí, ese partido que ha recortado espectacularmente los derechos de las mujeres, bueno, de hecho fueron hasta de VOX, claro que esos se mostraron como lo que son, una panda de misóginos de ultraderecha, lo preocupante es que del PP se muestren como aliadxs en nuestra lucha cuando no han hecho sino poner obstáculos traducidos en insuficiencia presupuestaria, menores entre 16 y 17 años desamparadas para practicarse una IVE, y demagogia, pura y simple demagogia; y sí, resulta preocupante que representantes políticxs se sumaran a una mani que reivindicaba justamente a nuestrxs representantes políticxs, y si estos/as se sitúan en nuestro lado… ¿a quién reivindicamos? Creo que no hay que perder la perspectiva cuando se tienen responsabilidades de gobierno; una concejal, consejera, diputada, senadora,… puede provenir del movimiento feminista de toda la vida, pero cuando gobierna tiene que aplicar políticas feministas no aferrarse a una pancarta del movimiento feminista como si no hubiera un mañana. En fin, en la vida pasamos por distintas etapas y creo que es vital saber situarse en cada una de ellas; algunas compañeras sé que lo tienen muy claro, otras no lo tuvieron tanto, así que aprovecho para recordar a quienes gobiernan que lo hagan con perspectiva de género y nos dejen la acción política feminista al resto de la ciudadanía.

Y esa acción política feminista es lo que tendría que guiar el voto este 20D; y del 7N nos situamos en el 7D, día del vendido como “debate decisivo”, del que paradójicamente estuvieron excluidas formaciones con representación parlamentaria y trayectoria histórica como Izquierda Unida; me hubiera gustado que Alberto Garzón participara en el debate, como también me hubiera gustado que la única mujer presente no fuera del PP (como comenté en Facebook, esa mujer con ideas progresistas sería la leche!), así que tras presenciar un debate falsamente “democrático” compruebo que, gracias a mi amiga de Facebook “Y si denuncio qué”, que los temas y tiempos dedicados en dicho debate fueron:

Corrupción y regeneración democrática: 23 minutos
Catalunya y el modelo de Estado: 18 minutos
Salarios y calidad del empleo: 14 minutos y 14 segundos
Respuesta contra el ISIS/Daesh: 10 minutos
Recortes que pide Bruselas: 9 minutos y 59 segundos
Pactos electorales: 7 minutos y 17 segundos
Educación: 6 minutos y 34 segundos
Impuestos: 6 minutos y 31 segundos
Violencia machista: 3 minutos y 40 segundos
Pensiones: 2 minutos y 46 segundos.  Fuente click aquí

Esos fueron los temas; nada sobre la desaparición de los Servicios Sociales públicos que se prevé a partir del 1 de enero de 2016 a consecuencia de la ley pepera de supuesta racionalización de la administración local, nada sobre la población refugiada, nada sobre derechos para la población LGBT, nada sobre personas con discapacidad, nada sobre la infancia más vulnerable, nada sobre los miles de desahucios que siguen sucediendo, nada sobre el desborde de la administración de justicia o las listas de espera en sanidad, nada sobre el papel de España en la solución de la situación del pueblo saharaui (esto va por Olmy),… nada, en definitiva, sobre problemas cotidianos que nos afectan a las personas, eso sí, los pactos electorales sobre cómo repartir el poder sí ocuparon un tiempo significativo. Más de lo mismo.

Pero pese a todo, este 20D las elecciones son cruciales. Cruciales para acabar con el rodillo de la mayoría absoluta del PP, pero también cruciales para impedir alianzas entre los de siempre y la nueva derecha de Ciudadanos. Este 20D sólo las alternativas de izquierda pueden frenar a la vieja y a la nueva derecha, porque sí importa dónde nos situamos. No sólo es cuestión de lxs de abajo frente a lxs de arriba, es cuestión de que lxs de abajo y lxs de la izquierda se comprometan con las propuestas que garantizan los derechos que defendemos desde el feminismo. Porque una política feminista es posible, como lo es una política ecologista, pacifista o antiglobalización. Porque es posible un modo diferente de hacer las cosas, no patriarcal, no neoliberal, no racista, no lgbtfóbico,… Hagamos este 20D ese otro mundo posible.

las5del7N

Un comentario en “Del 7N al 20D”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *