Annus horribilis

Se acaba otro año batiendo récords en número de víctimas mortales por violencia de género. Según la Red Feminista a estas alturas van 94 y aún faltan unas horas para que acabe el año.

En Canarias han sido asesinadas 7 de esas mujeres; con respecto a la última víctima en Gran Canaria, nos hemos quedado atónitas al leer en la prensa las declaraciones de políticos del PSOE que parecieran salir de boca de los del PP.

Jerónimo Saavedra, alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, nos ha sorprendido con una frase memorable:  “El tema de la violencia de género no es un tema de responsabilidad nuestra más que de los propios bandidos o sinvergüenzas que protagonizan la violencia de género” (La Opinión, 30-12-08). Hala, alegría, y se queda tan pancho! O sea, que si no es responsabilidad de los poderes públicos y sólo es responsabilidad de los asesinos, suponemos que esa regla de tres se puede aplicar ante todo tipo de delitos, es decir, ladrones del mundo, terroristas del mundo, uníos!! id a Gran Canaria, que como allí los poderes públicos no tienen ninguna responsabilidad, podéis campar a vuestras anchas. Y el Estado invirtiendo dinero en estas “tonterías”, desde luego, con lo que se podrían ahorrar en Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, Juzgados, etc. Total, la responsabilidad es de cada cual, de lo que se trata es de hacer a los asesinos responsables (parece que la cárcel tampoco es un buen método, porque Instituciones Penitenciarias depende del Estado). En fin, lástima que el sr. Saavedra no haya apuntado la mejor manera de hacerlo, habrá que preguntarle en otra entrevista. Lo de los medios de comunicación ni lo voy a comentar, les sugiero que lean el artículo completo (de esas cosas que sólo pasan en España).

Tampoco se ha quedado atrás el delegado en funciones del Gobierno, Vicente Oliva, al decir de los crímenes por violencia machista que son “hechos aislados, muy puntuales, imposibles de prever”. Las teorías sobre violencia de género se nos han ido al traste con la frasecita de este señor (a veces es mejor el ¿por qué no te callas? que el que abran la boca). Años desgañitándonos para hacer ver a la sociedad que la violencia de género no es un hecho “puntual” sino un fenómeno estructural enraizado en un sistema de desigualdades de género, años diciendo que no son hechos aislados (como lo demuestran las estadísticas, que el sr. Oliva debiera conocer mejor: desde el año 2000 hasta ahora casi 600 mujeres asesinadas en nuestro país, por no contar en el resto del mundo, claro, como no las han matado a todas a la vez, por eso dirá lo de “aislados”), y lo de “imposibles de prever”, pues no siempre, ha habido cientos de casos en los que los poderes públicos (esos que no tienen ninguna responsabilidad) no han sabido garantizar la seguridad de las mujeres, casos en los que se ha infravalorado el riesgo que corren las víctimas y han tenido un desenlace mortal. Todo el mundo recuerda el caso de Ana Orantes, pero quizás recuerden menos el caso de Mar Herrero Pacheco, la joven que pidió protección hasta ocho veces a la policía y al juzgado ante el temor de que su ex-pareja acabara con su vida, cosa que finalmente hizo, sin que la justicia supiera reaccionar a tiempo. El caso de Mar Herrero en 1999 (hace casi diez años) fue paradigmático porque era absolutamente previsible y no se hizo nada, con lo cual, sr. Oliva, sí hay casos que se pueden prever.

Diez años después han cambiado algunas cosas, el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero ha hecho un esfuerzo encomiable en la lucha contra la violencia de género, pero aún así se queda muy corto (y frases como las de sus compañeros de partido no contribuyen a esa lucha).  Hay que seguir trabajando para que existan más medios, para que esos medios sean de calidad y estables y para que las/os profesionales que están al frente de esos medios tengan la suficiente formación y sensibilidad para saber abordar un problema tan complejo como la violencia contra las mujeres.

Esperemos que la “crisis” del 2009 no reste esfuerzos ni medios para esta causa.

De momento seguiremos trabajando para que la utopía de un mundo sin violencia se convierta pronto en realidad.

Finalmente, al cierre de este año queremos comentar algunos acontecimientos significativos:

1º) Nuestro recuerdo para todas las víctimas mortales por violencia de género y nuestro más firme rechazo y repulsa ante esta forma de violencia.

2º) Nuestra solidaridad y apoyo al pueblo palestino y a todos los pueblos que luchan por su libertad y dignidad.

3º) Nuestra repulsa al terrorismo etarra que cierra el año “celebrándolo” a su macabra manera.

4º) Nuestro emocionado recuerdo a una de las imágenes del año: la liberación de Ingrid Betancourt.

5º) Nuestra solidaridad ante el caso “Mari Luz” y nuestro apoyo para el endurecimiento de penas para pederastas.

6º) Como todo no es tan malo, nuestra esperanza en el cambio de Obama.

7º) Nuestra alegría por un símbolo: Carme Chacón, Ministra de Defensa.

8º) Nuestro deseo para la modificación de la ley del aborto.

9º) Nuestra esperanza para que la economía mundial de un giro radical del capitalismo más feroz hacia una economía justa, sostenible y solidaria.

10º) Y por último,pero no por ello menos importante, nuestra esperanza en la construcción de un mundo sin fronteras, donde los seres humanos no sean ilegales, se encuentren donde se encuentren. Nuestro recuerdo a las víctimas mortales del drama de la inmigración irregular y nuestra exigencia a los gobiernos para el cumplimiento de los Derechos Humanos.

Para este nuevo año: salud y bienestar para todas/os!!!  FELIZ 2009


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *